(Leviticus 19)

14:לֹא-תְקַלֵּל חֵרֵשׁ וְלִפְנֵי עִוֵּר לֹא תִתֵּן מִכְשֹׁל וְיָרֵאתָ מֵּאֱלֹהֶיךָ אֲנִי יְקוָק
16:לֹא תֵלֵךְ רָכִיל בְּעַמֶּיךָ לֹא תַעֲמֹד עַל דַּם רֵעֶךָ אֲנִי, יְקוָק
17:לֹא-תִשְׂנָא אֶת-אָחִיךָ בִּלְבָבֶךָ הוֹכֵחַ תּוֹכִיחַ אֶת עֲמִיתֶךָ וְלֹא תִשָּׂא עָלָיו חֵטְא
18:לֹא תִקֹּם וְלֹא תִטֹּר אֶת בְּנֵי עַמֶּךָ וְאָהַבְתָּ לְרֵעֲךָ כָּמוֹךָ אֲנִי יְקוָקְ

14: No maldigas al sordo, ni pongas obstáculo
delante del ciego, debes temer a tu Di-s: Yo soy el Señor.
16: No andes aquí y allá como un chismoso entre tu pueblo;
tampoco te pares sobre la sangre de tu prójimo: Yo soy el Señor.
17: No deberás odiar a tu hermano en tu corazón; debes reprender a tu prójimo, y no cargues un pecado por él.
18: No tomes venganza, ni guardes rencor en contra de los hijos
de tu gente, debes amar al prójimo como a tí mismo: Yo soy el Señor.
(Por favor //–>Leer el comentario de la porción de Metzora para poder entender el siguiente artículo http://rabbishimon.com/index.cfm/feature/91_3). El Zohar nos dice que Kedoshim incluye la torah entera. Si el Zohar proclama ésta enorme declaración, entonces debemos detenernos y escudriñar para encontrar el porqué. Es una porción corta pero con una enorme profundidad espiritual. Pronto entenderemos ésto, pero primero déjame preguntarte algo. ¿Si una persona le dispara a otra para matarla y falla, lo mató? Puedes decir; Nó, si falló, entonces no lo mató. Tienes razón, pero espirituamente estás equivocado.
//–>Si una persona apunta para matar a otra, él ya lo ha imaginado como muerto. Si disparó, él ya mató a la otra persona. La apariencia física no importa al considerar el efecto en la persona que intentó asesinar.
Si el fué a matar y se detuvo antes de completar el acto, es diferente porque la nueva opción se realiza y cancela la anterior. Tomemos una corta lección en física nuclear. El nombre de la lección es: "¿Existe la Materia?"
Los científicos nos enseñan que alrededor de cada átomo, existe un campo electromagnético el cuál es energía y no materia. Alrededor del electrón y el núcleo hay otro campo y aún en las partículas que forman el electrón, el cuál gira alrededor del átomo, probablemente existe otro campo electromagnético y lo que sea que forma esas partículas probablemente está rodeado de otro campo electromagnético y así sucesivamente. //–>
Los átomos nunca se tocan uno con otro. Siempre están en un movimiento constante en el espacio.
Cualquier cosa que veamos es lo que percibimos como materia, pero de hecho, es tan sólo el reflejo de la Luz, proyectada a una pantalla atrás de nuestro ojo interno. es una imagen opuesta y necesitamos que el cerebro la interprete por nosotros. Sin profundizar mucho en ésta materia, Te pregunto de nuevo, ¿Existe la materia? Que es lo que mantiene los campos de energía organizados en una secuencia particular?
Espero que te haya preparado lo suficiente para la próxima declaración .
Leviticos 19:1 "דַּבֵּר אֶל-כָּל-עֲדַת בְּנֵי-יִשְׂרָאֵל, וְאָמַרְתָּ אֲלֵהֶם–קְדֹשִׁים תִּהְיוּ: כִּי קָדוֹשׁ, אֲנִי יְקוָק אֱלֹהֵיכֶם" "Habla a toda la congregación de los hijos de Israel, y diles: Deberás ser santo; Porque Yo el Señor tu Di-s, Yo soy Santo."
No hay condiciones dichas aquí. Es simple; sé santo porque yo soy santo. //–>
Tus secuencias existen en tu espacio que es Di-s. Tu materia individual es representeda como secuencias de energía que te forman. Es la suma de tus deseos que define tu recipiente. Esto es lo que mantiene la Luz dentro y en conección con "el espacio", internamente y externamente. Ahora que ya tienes ésto en tu mente lee el Parasha una y otra vez. De pronto lo entenderás de otra forma ya que el misterio ha sido revelado. Di-s nos dió el regalo de estar con nosotros en cada latido de nuestro corazón. El es Santo y cualquier cosa que tú hagas afecta las secuencias de energía. Las cuáles usan la Luz del Creador como la fuerza para mantenernos en movimiento y expresar el yo y sus deseos. Si actuamos en maneras que no son Santas, contaminamos la Santidad interna.
//–>No podemos maldecir al sordo (Lev. 19:14) porque nos aleja de la santidad. no importa si él nos escuchó o no. Si alguien roba y no lo atrapan, de cualquier forma es un ladrón. Si tú odias a tu hermano en tu corazón (Lev. 19:17), no tienes que expresarlo para que el efecto se lleve a cabo en tu espacio.
Para "cargar un pecado en tí mismo" es el efecto sobre tu alma (las secuencias de energía). Cuándo dice: "su sangre será sobre él", es el efecto del pecado a como se registra en la sangre. Cada pecado crea una barrera entre la Luz y el recipiente. Si no hay igualdad con la Luz, el DNA se cambia y crea aberturas para la negatividad. Rabbi Shimon dice en el Zohar que cuándo la negatividad está en el pueblo, no salgas a los mercados (donde está la gente). Cuándo hay negatividad en el espacio, lo mejor será alejarnos de él.
//–>Cada persona es responsable de sus propias acciones y de todo lo que está en el espacio que lo rodea. Lev. 19:17 nos instruye de cuidar de nuestros prójimos, de asegurarnos de que ellos sigan los caminos de la Luz, de lo contrario cargarémos sus pecados. Sus acciones impactan el espacio que compartimos y nos afecta. 19:18 nos dice de hacer nuestro espacio como si fuera uno con los otros porque la Luz no desea estar dentro de los límites, el cuál eres tú. El compartir nos conecta y expande la Luz más allá de nosotros mismos.
Imagina una foto donde todos están conectados aún al cordon umbilical de su Madre. Verás un gran árbol de personas conectadas unas con otras. La Luz quiere que alcanzemos ese punto donde vemos a otros como si fueramos nosotros mismos. ninguna separación. Lev. 19:4 nos enseña no dirigirnos a los ídolos. Los ídolos son las ilusiones "materiales" que nosotros deseamos tener y conectar. Ellos no son la Luz y nos distraen de conectarnos a lo que en verdad es importante.
Cuándo dice que Di-s nos creó en su propia imagen. " //–>

 

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

   
© 2017 Rabbi Shimon.com Suffusion theme by Sayontan Sinha