Tuve una semana muy ocupada estudiando Tazria y Metzora profundamente (El Parashot anterior) y escribiendo acerca del cáncer. Con la preparación para Pesaj, no tuve mucho tiempo de quedarme en Ajarei Mot y obtener algunas nuevas ideas. Cuándo me siento en tensión, tomo el volúmen del Tikunei JaZohar, lo sostengo entre mis manos y pido un deseo. Hoy pedí que me guiara en lo que hiba a escribir en éste parasha.

Cuidadosamente abrí el libro y al principio de la columna leeí:
Se traduce así; (Mis comentarios entre paréntesis)
El Satan, quien es SA\’M\’AEL (la energía que controla toda la negatividad.). Su gobierno. (control) está en el higado, y acerca de eso se dice en (Génesis 36:1) Esau, es Edom. El higado quita la suciedad y los pecados (impurezas) de las arterias. Este es el significado del verso "y el chivo cargó todos los pecados sobre sí hacia la tierra que fué cortada (declarada), un lugar de ángeles. //–>
 
Lo sorprendente de ésto es que éste párrafo del Zohar se relaciona con el verso del parasha de esta semana y tambien con el tema que empezé la semana pasada (Cáncer, causas y cura. Ver artículos en http://www.RabbiShimon.com).
Hay tres organos mayores que controlan el cuerpo. Sus abreviaciones son: "מלך", "King". "מוח", "לב", "כבד". Crebro, Corazón, Higado.
El Cerebro es el nivel superior y se relaciona con los tres sefirot superiores (Keter, Chokmah and Binah). Keter es el punto de entrada al cerebro (Punto suave), Chkmah y Binah son las dos partes del cerebro. El nivel del alma es "Neshama".
El corazón es el centro y se relaciona a Zeir Anpin (Seis sefirot de Jessed a Yesod) y al nivel del alma de Ruaj.
El Higado es el más bajo, se relaciona a Malkut y al nivel del alma de Nefesh.
En el mundo de Malkut, tenemos un rey dentro de nosotros.
Si uno de éstos organos no funciona, entonces perdemos nuestro Reyno (Malkut).
 
Cualquier cosa que llega a nuestro cerebro afecta nuestro corazón y circula en la sangre. La sangre lleva el nivel básico del alma que nos mantiene vivos.
 
El Gran Sacerdote toma dos chivos y por medio de una rifa escoge uno de ellos cómo ofrenda para Di-s, lo que es elevación y el otro será enviado al desierto. La rifa se hace para indicar que ámbos chivos son iguales al principio. //–>
 
Lev. 17:11 dice: "Porque la vida de la carne está en la sangre; y te la he dado a tí sobre el altar para la expiación de vuestras almas; porque es la sangre la que hace expiación a causa de la vida."
 
Nuestros pensamientos (cerebro) se vuelven acciones (Corazón y circulación de la sangre). La sangre es el espejo del alma. Manten tu alma limpia.
¡Recuerda! nosotros somos el "Rey" de nuestro cuerpo. Todo lo que hacemos con él afecta nuestra alma y se refleja en nuestro cuerpo. Hay un lenguage corporal externo y tambien hay un lenguage corporal interno y está escrito en el DNA. En Yom Kippur leemos de éste parasha para atraer la energía que repare nuestro DNA a su estado normal.
No seas un chivo expiatorio. Ponte tu Corona y reyna sobre tu Reyno. Cuida tu DNA!

Me referiré a éstos capítulos de nuevo en mis artículos acerca del Cáncer – causas y cura.

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

   
© 2017 Rabbi Shimon.com Suffusion theme by Sayontan Sinha