¡Y Tú Eres Uno de Ellos! ¿Lo Eres?

 Antes de que me trates como a un Loco, por favor, ve a Deuteronomio 14:1 "Ustedes son los hijos del SEÑOR su Di-s…". Las palabras hebreas usadas son: " בָּנִים אַתֶּם, לַיהוָה אֱלֹהֵיכֶם" y no hay ningun error en lo que se refiere a: "Hijos".

Recuerda que estamos en el libro de Deuteronomio, el cuál es el último libro del Pentateuco y representa a Malkut, el nivel de la manifestación. Ya que estamos hablando de Torah aquí, la manifestación es la revelación de los cuatro libros anteriores. Cómo la luz del Sol viajando a travéz del espacio, sabes que está allí y puedes encontrar muchas pistas de su existencia (Calor , Radiación etc..) pero no la podrás ver hasta que no sea reflejada por algún objeto material.

La Luz de toda la Torah es revelada aquí por Moisés. El libro mismo es tambien llamado: "Mishneh Torah", que signifíca "Torah repetida".

El nombre de ésta porción es: "Re\’eh" y signifíca "Ver". El valor numérico es: 206 y con el Kolel (que es agregando uno por la palabra) = 207 = Luz (אור) = Secreto (רז). Cuándo agregamos la letra Yod tenemos: ראיה = viendo, y su valor numérico es: 216. Este número representa los 72 nombres de Di-s (216 letras) y el aspecto femenino de la Luz en Malkut.

Ahora, revelemos el verdadero secreto de éste verso. El verso completo dice: "Ustedes son los hijos del SEÑOR tu Di-s. No se hagan heridas ni se rapen ninguna parte de la cabeza en señal de duelo por los muertos". Esto significa simplemente una cosa: "La muerte nada tiene que ver con el cuerpo".

Preguntale a cualquier físico que es lo que pasa con el cuerpo después de la muerte, ¿Se vá? Él te contestará que el cuerpo aún sigue en existencia, sólo que en forma diferente. Los átomos de todas las personas del pasado siguen viajando en el espacio (no mires hacia el cielo) y tú quizás hasta estés inhalando los átomos de Abraham o de Mozart o … en éste momento.

El Zohar comenta acerca de este verso, de que somos los hijos de Di-s cuándo nos conectámos a Jokmah (Aba = Padre) y a Binah (Ima = Madre). Esta conexión con la Madre y el Padre nos pone en el estado de Hijo de Di-s. Esto puede ser alcanzado cuándo actuamos con una conciencia por encima de lo material. Cuándo lees el parasha encuentras muchos ejémplos de cómo conectarte más alto. Voy a darte solamente un ejemplo que demuestra que tánto nos dá Di-s la oportunidad de conectarnos a Él y certificarnos cómo "Hijo de Di-s".

En 15:7-10 Di-s nos dice de ser generosos y ayudar al pobre. En 15:11 leemos "Siempre habrá gente pobre en la Tierra. Por lo tanto yo te ordeno que habras generosamente tu mano hacia aquéllos de tu gente que son pobres y necesitados en tu Tierra.". Otra vez: "Siempre habrá gente pobre en la Tierra.". Di-s nos promete un abastecimiento infinito de gente pobre. Cuándo vemos gente pobre no debemos pensar que alguien más se va a encargar de ellos. Nosotros debemos hacerlo voluntariamente y con el corazón abierto. Sólo entonces puedes tener las bendiciones de Di-s cómo un buen hijo.

Conéctate con tu Padre y tu Madre y empieza con tus propios Padres. Trátalos con todo el respeto y amor y no nada más porque es el quinto mandamiento; "Honra a tu Padre y a tu Madre, para que tus días se alrguen sobre la Tierra que el Señor tu Di-s te está dando", sino porque es la conexión más cercana que tienes al Padre superior (Jokmah) y a la Madre superior (Binah). Llámalos y diles que los amas. Si tus Padres ya no estan, entonces comparte éste artículo y/o su lección con otras personas.

Amor y Bendiciones,
Zion Nefesh

 Leave a Reply

(required)

(required)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

   
© 2017 Rabbi Shimon.com Suffusion theme by Sayontan Sinha